lunes, 2 de julio de 2012

ITALIA: Carta de un compañero de Culmine


Un bandido enjaulado

Con el fraterno apoyo solidario de lxs compas de la Cassa Antirepressione delle Alpi Occidentali  comunico lo siguiente:

El 13 de junio de 2012 fui arrestado en Pisa, junto a mi compañera Elisa, dentro de la Operazione Ardire (Valentía) de la fiscalía de Perugia. Los carabineros del ROS tiraron abajo la puerta y me condujeron a comisaría, donde fui fichado, me tomaron muestras de ADN y donde sufrí graves provocaciones. A continuación fui recluido en la cárcel Don Bosco de Pisa. El 16 de junio fui interrogado por la juez de instrucción, pero –obviamente- me acogí a mi facultad para no responder. El paso siguiente a nivel legal será el tribunal de re-examen.

Por razones que explicaré pronto, he estado imposibilitado para acceder a cualquier canal informativo y por tanto tengo una visión muy reducida de lo que ha sucedido. Por ejemplo, no sé quienes son lxs encausadxs, más allá de lxs diez detenidxs, y mucho menos conozco donde se han efectuado los 40 registros.

La orden de detención preventiva contra mí es de más de 200 páginas, y en ella las acusaciones que me son imputadas son muy graves: ideólogo y ejecutor de una serie infinita de acciones directas, además de coordinación y propaganda de campañas solidarias con lxs presxs anarquistas de todo el mundo. Pero, al tema de las acusaciones ya volveremos en un futuro tras un análisis atento de los documentos procesales. Sólo anticipo que el esquema seguido por lxs investigadorxs recuerda totalmente a la multitud de montajes acusatorios de los años setenta y ochenta. La diferencia fundamental es que esta vez el centro de atención es el blog anarquista “Culmine”. Sobre este punto, sobre la supuesta libertad de contrainformar en los tiempos de internet, es necesaria una reflexión en el interior del movimiento anarquista internacional.

Estando imputado de los artículos 270bis y 280 he sido clasificado en AS2, o sea que debo pasar la prisión preventiva en un régimen de alta vigilancia. Pero la cárcel de Pisa, en la que me encuentro, no tiene una sección para el AS2, así que no tengo contacto con nadie y salgo al patio sólo en una especie de aislamiento informal. Es muy probable que me trasladen a una cárcel que tenga una sección AS2.

Todxs lxs compas que me conocen desde hace tiempo saben lo importante que es para mí el contacto con lxs anarquistas. Si en este tiempo no han tenido noticias mías, ni siquiera un saludo, es porque me ha sido imposible hacerlo. En la práctica, desde el día de mi arresto hasta el 22 de junio, día en que me fue notificada la intervención del correo, no he recibido nada, nada de parte de lxs compas, a pesar de que me hayan enviado telegramas, postales, cartas solidarias. En ese tiempo he escrito 13 cartas, utilizando las pocas direcciones que tenía memorizadas, y no tengo ni idea de si han sido recibidas. Por tanto en diez días de prisión he sufrido un bloqueo y secuestro total de toda la correspondencia, de entrada y de salida. No tengo ni idea de lo legal que sea este tratamiento, y como anarquista, no me interesa impugnarlo. Sólo quiero dar a conocer este peligroso precedente negativo con un anarquista. Arrestado he “desaparecido” del Estado italiano durante diez días, sin tampoco poder recibir telegramas solidarios. Por favor, ningún victimismo, solo una constatación de lo que el sistema se prepara a hacer contra nosotrxs lxs anarquistas.

El mismo día de nuestro arresto intervino también el ministro de Interior, en una copia de lo visto en el arresto de lxs compas chilenxs encausadxs en el Caso Bombas, de lxs compas griegxs de la Conspiración de Células del Fuego, de lxs arrestadxs en Bolivia. También sobre esto, sobre la internacional de la represión antianarquista, debería reflexionarse.
Además de la intervención de la correspondencia, tengo la prohibición de encontrarme y escribirme con mi compañera Elisa, presa en la sección femenina de la Cárcel de Pisa.

Hasta hoy, por los motivos expuestos, no me ha sido posible contactar con mis co-imputadxs, de lxs que incluso carezco sus direcciones. Anuncio que, apenas pase por el tribunal, empezaré a preparar mi defensa técnica con la cual desmentiré, punto por punto, todas las falsedades difundidas estos días. Lxs compas anarquistas que me conocen desde hace tiempo saben bien que no soy inexperto, como quieren hacer creer. Este es mi quinto 270bis, anteriormente he sido absuelto o se han archivado antes de llegar a juicio acusaciones análogas por asociación subversiva provenientes de las fiscalías de Génova, Lecce, Turín y Florencia.

Como individualista que soy, siempre he encontrado fascinante el recorrido del anarquismo antijudicial, y sobre mis propias espaldas de prejuzgado llevo una condena por “ultraje al honor y al prestigio del cuerpo judicial”, pero creo que tal recorrido tiene unos límites, sobre todo cuando se topa frente a un montaje acusatorio lleno de falsedades, manipulaciones y clamorosos errores de traducción.

Para preparar mi defensa técnica –sin aceptar ningún interrogatorio por parte de la justicia- preciso de una gran ayuda por parte del movimiento anarquista, no solo italiano. En la práctica, debo reconstruir con documentos, comunicados, artículos y libros la historia del anarquismo de acción de las últimas décadas. De vez en cuando señalaré los materiales que iré necesitando. Obviamente espero que algun/a compa solidarix salve toda la base de datos de Culmine, con una especial atención a la cronología de los correos publicados. Cuantas más copias sean salvadas, mejor será. (ojo: cuando consulten Culmine, evitar hacer comentarios en voz alta, ¡pueden ser arrestadxs al instante!).

Todxs lxs anarquistas sabemos que un día u otro podemos acabar tras los barrotes, pero el que golpea en esta ocasión es el feroz encarnizamiento contra dos queridísimxs amigxs y compañerxs: Marco y Gabriel, que por razones diversas, estaban cerca de acontecimientos decisivos en su larguísima situación de detención. Golpea sobre todo lo que se dice contra Marco y pienso que es urgente que el movimiento anarquista internacional se ponga el objetivo de valorar como apoyarlo de manera eficaz.

No tengo ni idea de si me será devuelta toda la correspondencia. Yo responderé a todas las cartas y postales que reciba. Debido a la censura, os aconsejo enviarme de manera separada material escrito en italiano de aquel escrito en otras lenguas (español o inglés).

Envío un fuerte abrazo a lxs compas que me han expresado su solidaridad, como la manifestación espontánea de Trento, la de Perugia o el manifiesto de Pisa.
¡Un abrazo lleno de cariño al Tortuga!
¡Un cálido saludo rebelde del bandido enjaulado!

24 de junio de 2012
Stefano Gabriele Fosco
C.c. di Pisa
Via Don Bosco 43
56127 Pisa
ITALIA